9.06.2017

Veranos y otros cambios

Las estrellas fugaces caen,
pero no chocan,
y que me miras
con ese miedo tras tus corneas;
tú, que me has enseñado a verlas
poco a poco, pero sin demoras,
deseos ni futuras falsas esperas,
sin promesas de mañanas tras las modas.
Puedo decir que no quiero,
más que contigo pasar las horas.
Será incierto el futuro,
habrá alcohol y drogas,
pero nadie se sentirá
como yo ahora.
Y creeme si te digo,
nunca en vano,
eres más que un amigo,
quiero tenerte en todos mis orgasmos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario